Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Sociedad

 PÁGINAS:  1 | 2 | 3 | 4 

El ocaso de la ideología

21 de Abril de 2017
Antes que de derechas o de izquierdas somos humanos, a secas, sin necesidad de apellidos. Nuestra humanidad nos hermana por encima de cualquier otra consideración, por supuesto política. Esta condición humana entraña derechos y deberes que anteceden también a los de cualquier otro signo. Erramos cuando reducimos la esencia del humano a las siglas de su opción ideológica. Esta condición ideológica es pasajera, la humana no.

Las ideologías fueron en su día necesarias para posibilitar los avances sociales en tiempos de serios quebrantos de derechos, pero hoy se han vuelto lastre en el progreso de la humanidad. El comunidad ideológica va cediendo a favor de una comunidad más universal e integradora. Las fuerzas de progreso verdadero, la sociedad civil consciente e inquieta, se va conglomerando, ayudada por las nuevas tecnologías de la comunicación, en torno a valores transversales. El mañana reclama nuevas mayorías en torno a principios comunes, no vigencia de ideologías que parten las sociedades y que tan a menudo olvidan al humano.

Esencia de amor

5 de Abril de 2017
Vinimos a la Tierra para poder manifestar nuestra esencia verdadera que es amor; nos separamos del fuego divino para expresarnos en el mundo de la forma como luz y calor..., sin embargo aún andamos bajando a los metros y poniéndonos bombas, cogiendo poderosos vehículos y arrasando por las aceras, subiéndonos a los aviones y gaseando a los niños como los días pasados en Siria... Nuestra alma tomó cuerpo para ensayarse en la síntesis, para vencer la tentación de la separatividad…, pero aún el hermano contra el hermano. Cuando explotan las bombas en los subterráneos, cuando de los escombros sacan los niños sin vida…, seguiremos creyendo en el humano. No perderemos la fe en medio de ninguna oscura y tóxica polvareda.

Lo que hoy despierta, florece, canta; lo que en nuestros días armoniza, enlaza, une..., es mucho, mucho más poderoso que lo que destruye y separa. Sólo es que las bombas gastan más decibelios. Por lo demás la aurora es siempre silenciosa. La humanidad que abraza es más numerosa que la que mata. Los titulares no completan la realidad. Los titulares ocultan la entera verdad, pero ésta sigue joven, fresca, firme y poderosa en lo profundo de nuestros corazones.

Almas desnudas, no ceremonias vacías

5 de Abril de 2017
Celebramos que ETA entregue las armas, pero celebraríamos más que ETA pidiera perdón porque durante demasiado tiempo las empuñó. Euskadi podría con esa solicitud de perdón cerrar capítulo, arrancar definitivamente nueva etapa. Seguramente algunas rejas se entreabieran. Ojalá de esa forma el resto de los presos montaran en el furgón para acercarse más a "casa".

Las armas pronto estarán roñosas, pero la memoria sin embargo no ha envejecido. La memoria podrá dejar de doler en los corazones afectados, cuando los victimarios reconozcan que erraron. Las ceremonias pueden estar de más, si no hay contrición sincera. ¿Qué haremos con el hierro? No queremos el hierro, preferiríamos el reconocimiento de que éste nunca debió ser utilizado.

¿Dueños del “off”? (Sobre la eutanasia)

29 de Marzo de 2017
Lo anunciaban esta semana los periódicos. La noticia venía con los titulares más grandes: se abre en el Parlamento español el debate de la eutanasia y la muerte digna. Es importante acercarnos a las leyes universales, a las máximas divinas que nos ayuden a formarnos un criterio cabal al respecto de estos candentes temas de actualidad. Es importante considerar las leyes espirituales a la hora de encarar debidamente estas cuestiones tan controvertidas. El derecho a la eutanasia es algo que no deseamos cuestionar, pero sí adentrarnos en la esfera de los deberes, siquiera más internos y vitales.

Es cierto lo que proclaman los defensores de la eutanasia en el sentido de que nadie puede obligar a nadie a vivir. La continuidad del aliento, el agotamiento de la vida física o la precipitación del final, ha de ser una prerrogativa íntima. Con la eutanasia ocurre algo muy semejante al tema del aborto. En ambas delicadas cuestiones ha de prevalecer la suprema ley de la libertad. Esta ley es indispensable para nuestra evolución. Es decir, sólo podemos evolucionar desde el más exigente libre albedrío, aún con el evidente riesgo de equivocarnos. No obstante es la voluntad de atenernos a la ley del amor, al orden divino lo que nos permite hacer un uso positivo de esa libertad. El creernos los dueños absolutos de nuestras vidas, supone en alguna medida obviar nuestra interrelación con las otras vidas, cuestionar esa trama oculta que a todos nos une, olvidarnos de la diversa sinfonía grupal que juntos componemos hasta en nuestro más deteriorado estado. Por lo demás, ¿es la casualidad lo que nos deja postrados y doloridos o es la vida la que nos limita a ese estado?

Salir del bar

27 de Marzo de 2017
El pasado viernes se estrenó en las pantallas españolas la película "El Bar". Por tierra, mar y aire nos bombardearán con esta nueva factura "snob" llena de “esperpento”, violencia y alcantarilla. A la vista del "trailer" de este nuevo producto cultural de cuestionable gusto, deberemos preguntarnos si uno de nuestros mayores problemas es la violencia espasmódica, brutal, aniquiladora o ese fondo de agresividad más permanente, mas aparentemente inofensivo en el alma colectiva.

Deberemos explorar si unos de los más serios desafíos que afrontamos es el terrorismo y sus golpes cobardes, sus atentados contra indefensos, o también el bar de las pelis, sus adláteres talleres de violencia, sus homologados tugurios donde física o virtualmente encerramos nuestros días; el bar, no como espacio de sana reunión, sino como metáfora del hábito que nos constriñe, de la "matrix" aprisionante, de los límites que ponemos a la expansión de nuestro alma o conciencia.

No privarles de la Santa Misa

20 de Marzo de 2017


He vuelto al templo, en realidad lo he hecho a menudo a lo largo de los últimos años. Voy de acompañante, primero de un padre, ahora de una madre en edad de agradecer filial compañía. Acompaño pero también canto a pleno pulmón, me arrodillo, doy la mano en señal de paz y me arranco sin dudar a comulgar cuando suena aquello de “Tú has venido a la orilla…” Lo paso peor con una “señal de la cruz que nos libra de nuestros enemigos...” y cuyos gestos lamentablemente ya he olvidado.

También he orado, con no menos fe, en los templos budistas, hinduistas, en sinagogas, en mezquitas..., sobre todo en templos universales de los diferentes continentes. En los templos de unos y otros países viví similar devoción, en todos observé gentes rendidas al mismo Dios “que los hombres distintos llamamos con distintos nombres, pero que es el Uno, el Único y el Mismo…” (Lanza de Vasto) De vuelta a mi ciudad natal, he visto a tantas personas de edad y buena voluntad remontar con sus bastones las escaleras de la parroquia del barrio, que me he visto inundado de un hondo y reconvertido aprecio por su íntima esfera religiosa. Deseo en este sentido expresar mi disenso ante la solicitud de "Podemos" de retirar la misa de la programación de TVE.

Nunca a la contra

6 de Febrero de 2017
Nunca a la contra de nada, siempre a favor. No pelearé contra el cáncer, ni siquiera en el día de su lucha. No prima tanto lanzar campañas contra enfermedades que creamos nosotros con un modo de vida insalubre, prima más bien afanarnos en crear una sociedad armoniosa, saludable, cada vez más en contacto con la Madre Tierra, cada vez más cuidadosa de la alimentación y los hábitos equilibrados. Nos aplicaremos en mantener un cuerpo vigoroso, fuerte, alcalino en el que no quiera anidar la metástasis. No podemos luchar contra el cáncer y dejar sin cuestionar la agroindustria, las macrociudades, la invasión del coche, la cultura del sedentarismo, del pastillazo...

Alsasua, completar el círculo

11 de Enero de 2017
Escucho por televisión a la madre de uno de los guardia civiles agredidos en Alsasua y trato de hacer mío su dolor. Escucho a los familiares y amigos de los jóvenes que están en prisión acusados de terrorismo por esa trifulca nocturna y trato de hacer mío su dolor. Ser puentes entre los dolores, entre los corazones magullados; abrazar el dolor del mundo, de los unos y de los otros, haciendo propias sus heridas..., es afronta difícil, pero de día en día más necesaria.

No sonará órgano en nuestra hora

26 de Octubre de 2016
Esta vez nos falló el Santo Padre. La Iglesia nos va a negar funeral a quienes expresamente hemos pedido que se esparzan nuestras cenizas al llegar la hora. No nos duele quedarnos sin funeral, nos apena que la Iglesia de Francisco, la que tanta esperanza ha suscitado, imponga en su seno estos anacrónicos dictados. Nos apena que este papado, que tanto hemos apoyado con tantas letras, tome esas medidas, esté detrás de tan desafortunada condena.

No nos duele que no haya exequias católicas en nuestro nombre, nos duele esa desaprobación de lo diferente, ese culto cerrado a la tradición que rechaza a quien opta por otras prácticas. Lamentamos que Francisco sea partícipe de tan penoso retroceso. No sonará el órgano en nuestro funeral, pero sonará un día la hora de la libertad en que todos respetemos escrupulosamente las decisiones del otro, sobre todo cuando vienen avaladas por poderoso argumentario, cuando son defendidas por muy dignas tradiciones espirituales, por todo un elenco de grandes seres.

Tras el 26 J

29 de Junio de 2016
Tristes números los de hoy a la noche. Aleteo de las gaviotas blancas sobre un escenario sin muda. ¿Cuánto miedo tiene este país en sus entrañas, cuánto miedo acumulado? Miedo al futuro, al cambio, a lo diferente, a la renovación, a las coletas, al color, a la Vida... Pánico al osado morado, pero también al inofensivo, al "correcto" naranja.La piel del toro volvía a ser azul. Casi me olvido de guiñar a la noche estrellada. Ahora que estábamos soñando ese futuro sin tanta corbata al cuello, sin tanta parálisis en la conciencia y osamenta ¿Hasta cuándo los de siempre con las riendas en sus manos? No decaiga. Mañana saldrá el sol y seguiremos trabajando. Otro mundo sigue siendo también esta noche posible.

Danzas del Mediterráneo

9 de Junio de 2016
No cogimos ningún ferry, pero nos embarcamos..., viajamos por todo el Mediterráneo sin salir de la sala. Nos ganó el alma de cada orilla, de cada pueblo, que en realidad se expresa en su música, su folklore, su danza… Fue todo el fin de semana sumando almas a nuestro alma, sumando ritmos, culturas, formas diferentes de estar en el mundo. A cada vuelta, a cada salto se afianzaba el convencimiento de que hay otra forma de estar en el mundo, en círculo, en mutuo aprendizaje y fecundación, en incesante compartir y colaborar, en vida en fraternidad...

Cumplir años

9 de Junio de 2016
Cumplir años es soplar velas sobre la espesa nata, atender llamadas llenas de amabilidad y buenos deseos, pero sobre todo agradecer todos estos años sobre esta tierra bendita, bendecir la oportunidad de estar aquí ahora juntos sobre el planeta en estos momentos decisivos, con todas las posibilidades de evolución que se nos brindan…Cumplir años es descorchar el “reserva” escondido, es tirar del lazo rosa, pero sobre todo celebrar los pasos dados. Es reparar también en los que no dimos o los baches en los que caímos. Cumplir años es recapitular, observar en qué acertamos y en qué erramos; mirar para atrás, no para ceder a la nostalgia, sino para extraer la enseñanza. Sin recapitular no es posible ser mejores personas. Recapitular es observar dónde pudimos haber puesto más amor, comprensión, paciencia solidaridad… que la que dispensamos; es explorar las veces que nos quedamos cortos, que nos entregamos con calculada medida, que nos reservamos el mejor trozo, que pensamos en exceso en nosotros mismos…

Gozo y juego frente a la muerte

3 de Abril de 2016
La vida siempre ganará la partida a la aparente muerte. Basta una manta para dar la vuelta al destino, para alcanzar al aire el preciado olvido. Los niños siempre maestros y por eso se aúpan a los cielos y se recuerdan que la guerra y la muerte eran mentira, que por encima de la metralla, somos gozo, somos risa y juego.

Nadie recuerde a esos pequeños que en su país aún viven en la mentira, que aún zumban las balas, que allí sólo usan de las mantas para abrigar. Agitemos con fuerza la vieja manta para volcar el sino, para callar por siempre el recuerdo de las bombas y su escenario de horror. Alto, muy alto elevemos esa manta hasta el Cielo de armonía y fraternidad que es nuestra verdadera heredad.
* En la imagen de "El País", un grupo de niños se mantea en un campamento improvisado para los migrantes y refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de la localidad de Idomeni (Grecia).

Nueva máquina

14 de Febrero de 2016
El bueno de Javi León acabó por convencerme. Acaricio bajo mis dedos una nueva y potente máquina. La sorpresa maravillada ante el prodigio no nos eximirá de la pregunta ineludible. ¿Estamos en condiciones de permitirnos estas máquinas, cuando tanta gente no tiene qué llevarse a la boca?

"Renacido"

14 de Febrero de 2016
Sólo fotografía y paisajes sobrecogedores, nada más. Sólo una nueva historia de rencor y lucha a muerte, la historia millones de veces contada y filmada de un odio antiguo entre humanos. No nos termina de ganar esa ecología de Leonardo di Caprio, que deja tantos residuos contaminantes en la esfera emocional humana. No nos termina de convencer ese universo blanco teñido de tanta sangre. ¿Para qué queremos esos inmensos paisajes vírgenes, si después de todos esos kilómetros arrastrándonos por la nieve, no damos con un fuego de fraterna acogida?

De ciudades y apegos

22 de Enero de 2016
Podía haber ido hacia el redoble y sin embargo un suave y tranquilo tren me lleva en dirección contraria. No echo en falta la tamborrada, prefiero este viaje colmado de paz hasta el otro extremo de la península donde azotan todos los vientos. Hoy, 20 de Enero, prefiero este vagón vacío, al estruendo de la plaza.

No sé que ha operado dentro. ¿Por qué Sarriegi y su tambores tañen tan lejos? ¿Por qué no echo en falta la ciudad en plena algarabía? Yo creo que la ciudad va por dentro sin necesidad de pisarla. Yo creo que la tamborrada suena en el interior sin necesidad de correr hasta la Parte Vieja. Sí, en realidad todo eso, la ciudad, la fiesta, los tambores..., es entrañable, pero a la vez es una parte vieja y es preciso hacer sitio a lo nuevo. Es precio nacer de nuevo y no sé si Sarriegi me lo permitiría; no sé si lo conseguiría si vuelvo a llenar mis oídos, mi memoria, con sus melodías cargadas de tantos ecos.

¡Hasta siempre pirata!

22 de Enero de 2016

Koldo Sever en nuestros corazones.

Despistado pero bueno, generoso, noble. Esta vez debiste perder el móvil por allí Arriba en algún fugaz vuelo y por eso te fuiste raudo, ignorante de que aquí necesitábamos de tu cobertura cercana, afable, siempre, siempre amable. Koldiño, llevabas bastante más de diez años viniendo a nuestros encuentros y perdiéndolo todo, pero ganando más y más nuestros corazones. ¿Qué haremos ahora sin buscarte nada, ni tu cartera, ni tu móvil…? ¿Qué haremos sobre todo ahora sin buscarle a ti y tu figura y tu sonrisa igualmente grandes?

Resulta que éramos familia, tribu y tu precipitada partida física, nos ha ayudado a recordarlo. Fuiste por la vida regalándolo siempre todo. Por aquí encendemos tus velas, miramos el rostro desconsolado de los ángeles que has ido dejando, ¿pero quién te mandó brindarnos tu ausencia, compañero de nuestro alma, compañero? Intentaremos perdonarte también esta “pérdida”, por más que se nos haga difícil un nuevo encuentro sin tu compañía física.

No muere un pueblo que canta...

22 de Enero de 2016
No sé si era ese sol en mitad de un invierno por fin aterrizado, no sé si eran los ecos, que por doquier se escuchaban, de las tamborradas en sus últimos ensayos, no sé si es la capitalidad europea recién estrenada... Quizás un poco de todo, el caso es que Donostia estaba soberbia esa mañana. Voy muy de vez en cuando y cada vez la veo más hermosa.

A veces pienso que todo el pasado convulso de confrontación y sufrimiento desemboca en este presente privilegiado de recién inaugurdas paz, armonía y reconciliación. No paro de dar gracias... Hoy había cantos populares en el Boulevard. No es difícil emocionarse conociendo algo de nuestra muy reciente historia. Ese mismo lugar ha sido durante décadas escenario de guerrilla callejera. Durante décadas era una rutina a menudo casi diaria a la que llegamos a acostumbrarnos. El paisanaje urbano fue siempre de trinchera. Bolas de goma, botes de humo por un lado y piedras y adoquines por el otro.

"La chica danesa"

22 de Enero de 2016
Urgimos más de esto en el panorama claroscuro del celuloide. En cuanto el chico enfunda las medias, en cuanto vuela la primera pluma, en cuanto llega la crisis matrimonial, sientes ya romper cercana la tormenta, sin embargo en las dos horas de metraje ésta no termina de llegar nunca. Pese al alejamiento de sus mundos, pese a la dureza de la situación que enfrentan los protagonistas..., no terminan de desembarcar las palabras agrias. No hay recriminación en ninguna conversación, nadie levanta nunca la voz. Eso ya la convierte en una cinta única. No encontraremos la bronca de rutina, el jaleo de siempre. El desenlace es nuevo, aunque ocurriera tan atrás. Eso es lo que hace de "La chica danesa" un película tan digna de ver.

La compañera inseparable está imbuida de un desbordante sentimiento de compasión, compasión en la punta del pincel, en el fondo de la mirada, en la epidermis de cada caricia... No es fácil encontrar una película cargada de tanta mutua comprensión. Estamos tan necesitados de este género de films; estamos tan invadidos de lo otro, de la pelea, de la discordia y el rencor..., que por eso traemos la reseña a este muro, nos permitimos recomendarla. La cinta de Tom Hooper es también una oda a la fidelidad, fidelidad más allá de muchas dificultades y fronteras, más allá incluso del género y el sexo.

Un gobierno de progreso

22 de Enero de 2016
Las grandes transformaciones entrañan sus desajustes. La nueva política acerca sus imágenes sorpresivas, de cualquiera de las formas siempre esperanzadoras. El panorama multicolor, los otros pelos, los bebés en brazos de sus señorías, los otros juramentos…, son bienvenidos en el nuevo hemiciclo. Los grandes cambios en el fondo comportan proyección en nueva formas. No nos asusta ese paisanaje más diverso, nos preocuparían más esos congresistas clavados de por vida a unos sillones, esa bancada colmada de inmaculadas corbatas, tan blindada a las transformaciones necesarias. Entre la “casta” del inmovilismo y las “rastas” del progreso precipitado, seguramente nos habremos de quedar con las segundas, pues hay reformas pendientes que ya no se deberían demorar. Una sociedad como la española, tan anquilosada en el pasado, urge transformaciones, aunque éstas comporten sus inevitables convulsiones.

Estamos ante una nueva transición de un alcance que desconocemos. Anhelamos transformar este presente, aspiramos a otro mundo, a otra sociedad. Sus leyes, su Constitución, cumplieron su papel y al día de hoy requieren su actualización. La esperada hora de las importantes reformas sociales y políticas ha llegado, por eso pulsan con razón las lágrimas de Pablo Iglesias a las puertas del Congreso; por eso todo lo que ocurre en Catalunya es positivo. Había un concepto de unidad impuesta que debía quebrar y así emerger una idea de unidad libremente asumida por las partes.