Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Espiritualidad

 PÁGINAS:  1 | 2 

¿Conexión permanente?

14 de Diciembre de 2014
El sol se esfuerza por lanzar sus más cálidos rayos a las puertas del invierno. Camino frente a su luz y calor ya mermados, a lo largo de un paisaje de altura sobrecogedor. O Couso y sus piedras centenarias y sus caravanas recientes, rudimentarias van quedando abajo, cada vez más lejos. Dicen que allí arriba se toca los cielos. Subo a las colinas en busca de más ancha vista, de más horizonte para el alma.

Abrazar la orfandad

20 de Noviembre de 2014
De la cocina viene el canto del Avalokiteśvara. Suena todos los días a la misma hora, cuando ella llega del trabajo y se pone a cortar las verduras. Es su ofrenda por la salud de Thay. Yo lo escucho también a lo lejos, desde mi mesa de trabajo. Entre tecla y tecla pido igualmente por ese anciano monje vietnamita que reposa enfermo en un hospital de Burdeos y que tanto, tanto nos ha dado, nos sigue dando.

¿Quién dijo que marchaste?

19 de Noviembre de 2014


Luis Alday Marticorena
6-II-1923/8-XI-2014

Tú también estás llegando, entre el eco de tamborradas que no se acaban,

a la vera de barandillas cuyas playas no se agotan, cuyo Cantábrico no tiene fin.

No arañar el alma

28 de Octubre de 2014
Volver a nacer es un derecho que no debiéramos cuestionarnos. Ningún autoflagelo nos debe impedir rehacer nuestra vida. No deberemos arañar el alma en nuestro ejercicio de contrición. Sobran las uñas si el arrepentimiento es verdadero. Al final va a ser verdad lo que claman los manuales de nueva era. Hemos de aprender a perdonarnos a nosotros mismos. Sólo cada quien sabe en su templo interno cuándo sobra látigo y falta pomada, cuándo acontece al contrario y vertimos sobre la herida cicacitrante exceso de ungüento. Una vez más vamos tras el punto de equilibrio en el que nos observemos con ponderación. Reconocido nuestro error, intentado reparar el daño, hemos de liberarnos e intentar mirar para adelante.

La fe como vacuna

26 de Octubre de 2014
La superación del miedo separa al hombre nuevo del antiguo. Trascender el temor a la enfermedad y a la llamada muerte, inaugura una nueva etapa en la evolución humana. Nuestro verdadero adversario es nuestro propio y paralizante miedo, no el último virus que se propaga con más o menos terquedad. Ocurrió el pasado sábado. Un joven nigeriano venía de Estambul y llevaba unas bolas de cocaína en el estómago. Una de ellas quiso abrirse en el trayecto. Cuando llegó a Barajas se desplomó. Nadie le atendió por miedo a que tuviera el ébola. Estuvo tendido en el suelo de la T1 durante cinquenta minutos tras la caída. Murió en la camilla que le trasladaba finalmente al hospital.

A la búsqueda de la pureza escondida

10 de Septiembre de 2014
Lo puro nos atrae porque nutre y fortalece nuestros cuerpos, sobre todo nuestro alma. Lo puro nos fascina porque se halla en nuestro Origen, también en nuestra Meta. Más o menos conscientemente buscamos por doquier la pureza. Sólo ella es capaz de hacernos grandes, generosos, útiles; de devenir en su compañía verdaderamente felices y libres. Purificar nuestra sangre nos proporciona inmediatamente salud en esta vida, purificar nuestra alma nos abre las puertas de la vida eterna.Se nos acaban ahora las vacaciones y volvemos a nuestros hogares, no sin haber apurado hasta el último instante nuestra permanencia en un lugar bello y puro. Hemos ido en pos de la paz y la calma, de la cercanía de montañas, mares o ríos limpios para nuestro esparcimiento y disfrute. Hemos buscado aire puro con el que bañar nuestros agobiados pulmones. Hemos seguramente procurado relaciones edificantes, sanas, despojadas de chismorreo, libres de negatividad y fácil crítica; hemos quizás hallado la compañía de la amistad auténtica, aquella que te nutre y agrada en lo interno.

Crónica gráfica de la peregrinación y el campamento. 1 al 20 de Agosto de 2014

31 de Agosto de 2014

Casi 140 imágenes en www.pirinea.org

Nuestro descanso lo acuna las olas de un mar bravo. Dios hizo las playas para el séptimo día. No podía haber ideado mejor espacio para el descanso. Así que se puso, con la ayuda de las olas, a moler millones y millones de moluscos muertos y otros caparazones. Y nuestras columnas encontraron acomodo y nuestros cuerpos el mejor reposo. Todo ha terminado con bien. Después de despedir a nuestros compañeros de tantas y tan felices fatigas, el vehículo tomo solo el rumbo de la playa. Los cuerpos buscaban la fina arena donde tumbarse y estirarse, tras veintidós días de muy intenso trabajo. Frente al mar infinito, infinito agradecimiento, pues todo ha transcurrido en profunda paz, en genuina alegría y fraternidad, sin ningún tipo de percance. Inmenso agradecimiento por las relaciones trabadas, por el aprendizaje que juntos hayamos podido alcanzar. Esta noche no contamos cuántos estamos para cenar. Nuestra compra cabe en una sencilla cesta, no hay necesidad de grandes carros para moverla. Cocinamos en un cazuela cuyo tamaño semeja ridículo... Ojalá los otros pucheros más grandes fortalecieran los cuerpos de los caminantes. Ojalá los silencios, cantos y oraciones, en general la vida peregrina y compartida, imprimiera también renovada fuerza a sus espíritus.Pisamos fuerte en el arena de la orilla, pues profunda es también nuestra oración andante, sentida nuestra plegaria de incontenido agradecimiento.

De ausencias

31 de Agosto de 2014
Saborear la ausencia, para hacernos más y más a la Presencia. Disfrutar la ausencia a sabiendas de que estamos también aquí para construirnos más y más desapegados, autosostenidos, inundados de la Presencia. Medir la ausencia a sabiendas de que los caminos están abiertos y la llave del coche sólo descansa en el bolsillo. Las carreteras saben de nuestros amores de este mundo, pero hay un alma aguardando el despegue enseñoreado de ese amor terreno. Aún es una carencia, no sólo una entrega lo que tan a menudo nos empuja al ser querido. Es en la ausencia cuando cobra más preciso relieve y medida ese sentimiento que denominamos de amor. ¿Nos debería bastar con lo que fue? Siempre queremos más. Aún no nos hemos completado. Aún hay una Ternura que no nos inunda y por ello echamos en falta su voz femenina, su cabeza en la almohada, su tacto amigo. Aún hay un Candor que no nos asalta por entero y por eso esa piel que busca desesperada la otra piel, ese alma al arrimo anhelado de la otra alma.

“Apaguemos el GPS”. Loa a la fidelidad.

31 de Agosto de 2014
Si no la clamara, quizás se me escapara. Escribo para atraparla. Reflexiono sobre la virtud, no porque la posea, sino porque quiero anclarme en ella. La cortejeo porque quiero hacerla más y más mía. Escribir es una forma de hacer propio lo que uno anhela. El amor más allá de la emocionalidad, en su medida pasajera, se concreta en fidelidad. Andar por el mundo sin necesidad de búsquedas, ni de GPS, a sabiendas de que siempre estás en casa, siempre hay lumbre encendida, siempre hay un ser que te aguarda, un abrazo que te envuelve. Fidelidad son redes que siempre descansan, es sano disfrute de otra mirada sin inquietud alguna por arrojar las artes de pesca. Fidelidad es un pescador que no pesca, porque todas las noches alguien le canta en nombre de todas la olas. Fidelidad es la reafirmación del alma que ve mucho más allá de los intereses meramente egoístas de la personalidad. Donde el alma ve una bendición, la personalidad observa privaciones y sinsabores. Escribo sobre lo aparentemente caduco, porque desearía imbuirlo de nueva fuerza y visión. Olvidemos que la fidelidad era uno de los valores que pregonaba la “Sección femenina”, fidelidad es lo que amalgama a los seres, a los mundos, a los sistemas y galaxias. La fidelidad cotiza a la baja en la sociedad del "usar y tirar", pero es preciso apostar por la larga duración, pues es a largo plazo que se consolidan los lazos, se construyen los proyectos y los sueños, se levantan las utopías.

¡Moltes gràcies Jordi!

31 de Agosto de 2014
Hay corazones que ya lo han bombeado todo y por ello, tras reiterados avisos o amagos, deciden finalmente detenerse y alargar su más que merecido Agosto. Se nos apeó en el ocaso del verano, como dando a entender que el sendero ya estaba asoleado y señalado, que el siguiente otoño, que el próximo esfuerzo era ya más cosa nuestra. Jordi nos mostró que en la alborada de un tiempo grande no podíamos seguir pensando en pequeño. Nos enseñó que era llegada la hora, que no era preciso aguardar más para manifestar la alternativa a este materialismo imperante, que podíamos ya aquí y ahora comenzar a levantar la arquitectura del mañana, el otro paradigma posible. Su lección fue con palabras, pero sobre todo con hechos. De ahí la cantidad de iniciativas (Fira per la Terra, Athanor, Arcadia, Sinpasis, Kanawen…) desplegadas en tantos ámbitos. Jordi Orús pertenece a esa casta de seres pioneros que sugieren los ritmos, que señalan el momento y con su fe y buen hacer son capaces de reunir los corazones y voluntades necesarias para ponerse a la altura de esa hora.

Peregrinea 2014. Peregrinación y campamento en Agosto.

1 de Julio de 2014

Llamado del Sol. Eguzki deia 2014

1 de Julio de 2014

Desde el fin del mundo...

13 de Junio de 2014
Volvemos del fin del mundo. ¡Ojalá también del final de nosotros mismos! Cegados de belleza, volvemos sobre nuestros pasos. No llamamos a la puerta del más allá. Tiritando de gozo, sobre las rocas empapadas, no llegamos a la nota, no acertamos con el canto. Nos conformamos con esos atardeceres en nuestras retinas, con ese Sol de Luz, Amor y Vida, allí tan soberbio, tan soberano. Apenas desprende humo el pasado. No crepitan los errores antiguos. En medio de aquella inmensidad, la sombra no hace ruido cuando arde por dentro. No quemamos botas raídas, camisetas sudadas, ni calcetines olorosos, pero sí lastre hediondo de algunos caminos.

Nos levantaremos de nuevo...

21 de Mayo de 2014
Ya no recuerdo una tarde cargada con tanta paz. Vuelvo a la ventana. Tras tiempo de agitación y movimiento, me anclo de nuevo a su vera. No sé si debí haberla dejado, no sé si debimos haber recorrido los mil y un caminos en busca de la casa añorada, de la comunidad pendiente… Sólo me consta que sobró agitación y palabra. Nos engulló el verbo. Su fascinación superó los hechos. ¿Será la discreción la asignatura pendiente? Las teclas son blandas, fáciles, accesibles…, pero hay que saber también apartarlas. Hablamos mucho, pero alcanzamos menos.

Sí, el proyecto nos lo tumbaron desde fuera, pero ¿estábamos preparados por dentro? No para escribir novelas enteras sobre el alto ideal de la fraternidad, sino para comenzar a vivirla en realidad, para anclarla en el terreno a veces tan abrupto. Vuelvo a la ventana. No sé si debí algún momento haber de aquí salido. Todo está bien mientras que no olvidemos las lecciones, mientras que la próxima intentona sea más certera, más discreta, intencionalmente más pura.

Los monjes de Plum Village desembarcan en Barcelona

8 de Mayo de 2014
El futuro parece ser ya aquí y ahora. Nos ha debido haber alcanzado. Aquella expresión tan viva de un alma colectiva, aquella fila de sonrisas que nunca se acababa, aquel atardecer silente y multitudinario a orillas del Mediterráneo... ¿será que ese futuro lo estamos viviendo...? Aquella nueva conciencia que llamaba a las puertas de inmensos recintos, aquel aliento sereno que aguardaban nuestros pulmones, aquella presencia sólida, aquellos pasos conscientes y despiertos que estaban llegando..., ¿será que están ya entre nosotros/as?

Siempre "on-line"

6 de Mayo de 2014
Llenan nuestros bolsillos, inundan nuestras mesas. Las maquinitas electrónicas nos rodean. En un mundo de gran desarrollo tecnológico y permanente interconexión, toca preguntarse por el origen, nivel y destino de esa ininterrumpida comunicación. Desplegamos toda una ingente red de enlaces, pero quizás no nos interroguemos lo suficiente por su naturaleza y vibración. Permanecer “on-line” no implicará necesariamente tener entre manos un ordenador, un "smartphone", una "tablet"... A fuerza de conexión digital podemos llegar a perder la genuina conexión. Las pantallas de cristal nos sacan demasiado a menudo de la verdadera Línea, nos pierden en lo banal y efímero, nos privan del Sol y su Luz de eterna Vida.

Los monjes de Plum Village desembarcan en Madrid

29 de Abril de 2014

Traen consigo el difícil arte de vivir despiertos...

Calló el león, enmudeció el rugido del rey de la selva en el Lope de Vega, dando paso a las sublimes melodías de los monjes y las monjas de Plum Village. En realidad enmudecimos todos ante tal alarde de belleza, conciencia y compasión. Callaron las escenas del clásico de Disney en el teatro de plena Gran Vía, para acoger un acto inolvidable. Un canto antiguo nos asaltó y nos ganó. Venía de nosotros mismos, pero estaba en los labios de aquellos monjes y monjas entrañables. Aquel canto en su dulzura tenía el inmenso poder de reconciliarnos con nosotros, aquella melodía, que se turnaban las monjas y los monjes en un actitud de sagrada devoción, nos inundó de una paz de otro mundo. ¿Cuántos ruidos no callaría en nuestro interior esa sublime y sostenida melodía, cuánto disturbio no pacificaría? Hay un antes y después de ese canto a Avalokitesvhara, el Buda de la compasión. ¿Quién reuniera así las manos en tan sincera plegaria y prescindiera hasta del último pelo que nos amarra al mundo, quién calzara esa túnica y vistiera esa devoción tan genuina...?

Alma grupal

26 de Marzo de 2014
Ayer paseábamos por el medievo de los califas, por los estrechos laberintos colmados de geranios y azucenas y hoy aquí mil kilómetros arriba las encinas despiertan cargadas de blanco. Confieso que me encanta este sístole y diástole, esta alternancia entre mundo y retiro, entre mezquitas y alcazabas del mediodía y este refugio en el septentrión junto al fuego. El sol ardía ya en las calles de Córdoba y ahora yo lo tengo que emular aquí a base de viejos periódicos y leña seca. Gozo de volver a casa tan cargado de miradas brillantes, de corazones abiertos, de voluntades que anhelan. Disfruto el repaso de la película de cuatro días de intensa confraternización. En una nieve de fugada primavera, proyecto sus rostros, sus sonrisas, sus anhelos…

Aroa, Comunidad de vida y acogida

16 de Marzo de 2014

Hemos dado los primeros pasos para a conformación de la comunidad y la adquisición de la finca. Toda la info en conotrasmanos.jimdo.com

Ahora sí, el futuro nos ha pillado. Llevábamos ya mucho tiempo con las teas en la mano. Si Dios quiere, pronto prenderemos el fuego. Sentimos que es ahora cuando se concitan las personas, los signos, las oportunidades, el espacio… que estábamos aguardando. Sentimos que los senderos de ayer y de hoy nos empujan inexorablemente a ese solar comunitario. No sin cierto pudor, salimos a la plaza pública de las alianzas para pedir apoyo. Pedimos porque estamos ya arañando sueños, porque en breve pensamos nos encontraremos en condiciones de devolver con añadidura, porque estamos creando un ancho lugar de vida y de acogida, un espacio compartido donde encuentre también cobijo la nueva conciencia, los nuevo valores, la nueva humanidad que está emergiendo. Queremos fundar “Aroa. Comunidad de vida y de acogida”.

La nueva vida comunitaria

2 de Marzo de 2014
Hace tres años me retiré unos días en el Monasterio de Notre Dame de Midlet en el Atlas de Marruecos. Una de esas tardes tranquilas estuve explorando su biblioteca. Reparé especialmente en un libro antiguo que contenía las reglas de las comunidades benedictinas. Creo, obro por simple y fallida memoria, que las promulgó San Bernard de Clairvaux allá en la lejana baja Edad Media. En ellas el fundador de esas primeras comunidades, pautaba hasta el más mínimo detalle de la vida monástica. El nuevo monje que se adhería a la orden sólo tenía que seguir una vida estrictamente reglada. No había lugar para equívocos, ni salidas de guión. En esas reglas se especificaba, es el capítulo que más me sorprendió, hasta el vino que podía beber cada día el monje, así como la “propina” en los días festivos. Todo estaba dictado, por supuesto el horario, pero también el espartano mobiliario, así como la higiene o la ropa a la que tenía derecho cada cuál... Nuestras vidas han sido en buena medida dictadas hasta el presente. Así ha sido a lo largo de toda nuestra historia.