Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Espiritualidad

 PÁGINAS:  1 | 2 

Peregrinea 2014. Peregrinación y campamento en Agosto.

1 de Julio de 2014

Llamado del Sol. Eguzki deia 2014

1 de Julio de 2014

Desde el fin del mundo...

13 de Junio de 2014
Volvemos del fin del mundo. ¡Ojalá también del final de nosotros mismos! Cegados de belleza, volvemos sobre nuestros pasos. No llamamos a la puerta del más allá. Tiritando de gozo, sobre las rocas empapadas, no llegamos a la nota, no acertamos con el canto. Nos conformamos con esos atardeceres en nuestras retinas, con ese Sol de Luz, Amor y Vida, allí tan soberbio, tan soberano. Apenas desprende humo el pasado. No crepitan los errores antiguos. En medio de aquella inmensidad, la sombra no hace ruido cuando arde por dentro. No quemamos botas raídas, camisetas sudadas, ni calcetines olorosos, pero sí lastre hediondo de algunos caminos.

Nos levantaremos de nuevo...

21 de Mayo de 2014
Ya no recuerdo una tarde cargada con tanta paz. Vuelvo a la ventana. Tras tiempo de agitación y movimiento, me anclo de nuevo a su vera. No sé si debí haberla dejado, no sé si debimos haber recorrido los mil y un caminos en busca de la casa añorada, de la comunidad pendiente… Sólo me consta que sobró agitación y palabra. Nos engulló el verbo. Su fascinación superó los hechos. ¿Será la discreción la asignatura pendiente? Las teclas son blandas, fáciles, accesibles…, pero hay que saber también apartarlas. Hablamos mucho, pero alcanzamos menos.

Sí, el proyecto nos lo tumbaron desde fuera, pero ¿estábamos preparados por dentro? No para escribir novelas enteras sobre el alto ideal de la fraternidad, sino para comenzar a vivirla en realidad, para anclarla en el terreno a veces tan abrupto. Vuelvo a la ventana. No sé si debí algún momento haber de aquí salido. Todo está bien mientras que no olvidemos las lecciones, mientras que la próxima intentona sea más certera, más discreta, intencionalmente más pura.

Los monjes de Plum Village desembarcan en Barcelona

8 de Mayo de 2014
El futuro parece ser ya aquí y ahora. Nos ha debido haber alcanzado. Aquella expresión tan viva de un alma colectiva, aquella fila de sonrisas que nunca se acababa, aquel atardecer silente y multitudinario a orillas del Mediterráneo... ¿será que ese futuro lo estamos viviendo...? Aquella nueva conciencia que llamaba a las puertas de inmensos recintos, aquel aliento sereno que aguardaban nuestros pulmones, aquella presencia sólida, aquellos pasos conscientes y despiertos que estaban llegando..., ¿será que están ya entre nosotros/as?

Siempre "on-line"

6 de Mayo de 2014
Llenan nuestros bolsillos, inundan nuestras mesas. Las maquinitas electrónicas nos rodean. En un mundo de gran desarrollo tecnológico y permanente interconexión, toca preguntarse por el origen, nivel y destino de esa ininterrumpida comunicación. Desplegamos toda una ingente red de enlaces, pero quizás no nos interroguemos lo suficiente por su naturaleza y vibración. Permanecer “on-line” no implicará necesariamente tener entre manos un ordenador, un "smartphone", una "tablet"... A fuerza de conexión digital podemos llegar a perder la genuina conexión. Las pantallas de cristal nos sacan demasiado a menudo de la verdadera Línea, nos pierden en lo banal y efímero, nos privan del Sol y su Luz de eterna Vida.

Los monjes de Plum Village desembarcan en Madrid

29 de Abril de 2014

Traen consigo el difícil arte de vivir despiertos...

Calló el león, enmudeció el rugido del rey de la selva en el Lope de Vega, dando paso a las sublimes melodías de los monjes y las monjas de Plum Village. En realidad enmudecimos todos ante tal alarde de belleza, conciencia y compasión. Callaron las escenas del clásico de Disney en el teatro de plena Gran Vía, para acoger un acto inolvidable. Un canto antiguo nos asaltó y nos ganó. Venía de nosotros mismos, pero estaba en los labios de aquellos monjes y monjas entrañables. Aquel canto en su dulzura tenía el inmenso poder de reconciliarnos con nosotros, aquella melodía, que se turnaban las monjas y los monjes en un actitud de sagrada devoción, nos inundó de una paz de otro mundo. ¿Cuántos ruidos no callaría en nuestro interior esa sublime y sostenida melodía, cuánto disturbio no pacificaría? Hay un antes y después de ese canto a Avalokitesvhara, el Buda de la compasión. ¿Quién reuniera así las manos en tan sincera plegaria y prescindiera hasta del último pelo que nos amarra al mundo, quién calzara esa túnica y vistiera esa devoción tan genuina...?

Alma grupal

26 de Marzo de 2014
Ayer paseábamos por el medievo de los califas, por los estrechos laberintos colmados de geranios y azucenas y hoy aquí mil kilómetros arriba las encinas despiertan cargadas de blanco. Confieso que me encanta este sístole y diástole, esta alternancia entre mundo y retiro, entre mezquitas y alcazabas del mediodía y este refugio en el septentrión junto al fuego. El sol ardía ya en las calles de Córdoba y ahora yo lo tengo que emular aquí a base de viejos periódicos y leña seca. Gozo de volver a casa tan cargado de miradas brillantes, de corazones abiertos, de voluntades que anhelan. Disfruto el repaso de la película de cuatro días de intensa confraternización. En una nieve de fugada primavera, proyecto sus rostros, sus sonrisas, sus anhelos…

Aroa, Comunidad de vida y acogida

16 de Marzo de 2014

Hemos dado los primeros pasos para a conformación de la comunidad y la adquisición de la finca. Toda la info en conotrasmanos.jimdo.com

Ahora sí, el futuro nos ha pillado. Llevábamos ya mucho tiempo con las teas en la mano. Si Dios quiere, pronto prenderemos el fuego. Sentimos que es ahora cuando se concitan las personas, los signos, las oportunidades, el espacio… que estábamos aguardando. Sentimos que los senderos de ayer y de hoy nos empujan inexorablemente a ese solar comunitario. No sin cierto pudor, salimos a la plaza pública de las alianzas para pedir apoyo. Pedimos porque estamos ya arañando sueños, porque en breve pensamos nos encontraremos en condiciones de devolver con añadidura, porque estamos creando un ancho lugar de vida y de acogida, un espacio compartido donde encuentre también cobijo la nueva conciencia, los nuevo valores, la nueva humanidad que está emergiendo. Queremos fundar “Aroa. Comunidad de vida y de acogida”.

La nueva vida comunitaria

2 de Marzo de 2014
Hace tres años me retiré unos días en el Monasterio de Notre Dame de Midlet en el Atlas de Marruecos. Una de esas tardes tranquilas estuve explorando su biblioteca. Reparé especialmente en un libro antiguo que contenía las reglas de las comunidades benedictinas. Creo, obro por simple y fallida memoria, que las promulgó San Bernard de Clairvaux allá en la lejana baja Edad Media. En ellas el fundador de esas primeras comunidades, pautaba hasta el más mínimo detalle de la vida monástica. El nuevo monje que se adhería a la orden sólo tenía que seguir una vida estrictamente reglada. No había lugar para equívocos, ni salidas de guión. En esas reglas se especificaba, es el capítulo que más me sorprendió, hasta el vino que podía beber cada día el monje, así como la “propina” en los días festivos. Todo estaba dictado, por supuesto el horario, pero también el espartano mobiliario, así como la higiene o la ropa a la que tenía derecho cada cuál... Nuestras vidas han sido en buena medida dictadas hasta el presente. Así ha sido a lo largo de toda nuestra historia.

¿Voluntad de Dios?

10 de Diciembre de 2013
“Un día me sorprendí pensando que cuando un ser consiga realmente traducir en toda su persona el espíritu de Cristo, ya no es la sangre lo que se escurre de su costado, de sus manos y de sus pies, sino aceite, la bendición del Cielo y de la Tierra…”, confiesa a su querida Chiara un Francesco, en gran medida arrepentido por tanta autoexigencia de sacrificio. Acontece ello en el libro una y otra vez releído de “El secreto de Asís” de Daniel Meurois Givaudan. Sin embargo esa disyuntiva de la sangre y del aceite, de la penalidad y del gozo, forma parte también, en alguna medida, de nuestras propias vidas. Nuestro presente se deja mecer a menudo en esa mezcla de líquidos tan diferentes. ¿Cuántas veces no hemos imaginado al santo de la Umbría reconstruyendo con los “frateli” su ermita de San Damián, pero somos hoy convocados al mismo sacrificio de manos y pies desnudos?

Vamos juntos compañero/a...

11 de Noviembre de 2013
Hay un Plan de Amor y de Gloria. Hay Quienes conocen ese Plan, pues alcanzaron la perfección y la entrega más absoluta. Hay un Sendero para llegar a Ellos/as. Démonos la mano, ahora que estamos más juntos, ahora que estamos más despiertos, ahora que tenemos más oportunidades que nunca. Démonos la mano y avancemos unidos por ese Sendero más y más iluminado. Ahora que se derrumba esta civilización no ajustada al Superior Propósito, ahora que cunde el despiste, la desorientación, el temor..., ahora es cuando podemos comenzar a salir de nuestras madrigueras, reunirnos en las plazas de asfalto y virtuales y empezar a susurrar esa Aurora, esa nueva civilización por fin ajustada al Plan, al Divino Designio de Paz, Amor y Fraternidad.

¡Viven los montañeros!

10 de Octubre de 2013
Hoy más nunca, en la era de tanta luz, de tanta claridad en tantas pantallas, comenzar a saber quiénes somos en realidad, cuáles son nuestros cuerpos, cuáles son las estadías del alma, una vez abandona el vehículo físico. Hoy más nunca descubrir, cómo se burla esa autopista fatal, cómo dónde y cuándo acontece el reencuentro con los seres queridos. Hoy no queremos poesía, menos aún religión. Queremos ciencia con mayúsculas, ciencia en pantalla grande, ciencia burlando la niebla más cerrada, ciencia paralizando esa rabia terrible, ese reguero de lágrimas gratuitas, ese dolor a veces tan cercano, tan grande.

A la vuelta de Plum Village.

28 de Julio de 2013

Reflexiones tras un estancia plena y cargada de aprendizaje

Siquiera unas letras aceleradas entre el sonido del “gong” y el cuerno, siquiera un reporte a la carrera entre Plum Village y Pirinea (www.pirinea.org ), siquiera unas breves líneas antes de hacer de nuevo la mochila para dar cuenta de los días de intenso gozo, magia y aprendizaje en la comunidad de Tich Nhat Hanh cerca de Burdeos.

Han pasado los días y aún seguimos mirando para atrás y en cualquier orilla aparecen los nenúfares y en cualquier colina la imaginación coloca un templo de esos tan bellos de teja roja y aleros ondulados. El caso es que algo se quedó allí en medio de esas aldeas de monjes y monjas donde verdaderamente viven como hermanos. Aún resuena una campanilla en el momento más inesperado por los caminos del mundo, llamando al recogimiento. Siquiera unas líneas cargadas de sana nostalgia. ¿Qué es lo que busca esa mirada que continuamente vuelca hacia atrás, hacia esa Francia perdida y profunda, de interminables viñedos y campos de girasol, de ancha y verde campiña? Trato de explorar la esencia de esa añoranza. ¿Será seguramente esa suerte de reverencia sostenida por cuanto nos rodea y nos alcanza o esa determinación de imprimir a cada instante la más plena conciencia? ¿Será el anhelo de un futuro donde todo el mundo se sienta corresponsable y comprometido, al tiempo que apoyado, protegido y en comunión? ¿Será una vez más el irrefrenable anhelo de genuina fraternidad…?

Fogones sagrados

3 de Junio de 2013

Estancia en Casa Taller Saluz

Prima seguir explorando lo oculto. Lo verdadero a menudo no se manifiesta a la orden del día. Se abre en el horizonte de quienes lo buscan con la indoblegable aspiración del alma. El establecimiento de nuestros amigos en Treviño no colgará nunca una estrella Michelín, sobre sus fogones no se proyectarán potentes focos, a su puerta no llamarán las grandes cadenas de televisión…, pero allí encontraremos la alquimia sagrada, el misterio de la “segunda cocción” al recrear el Ángel del Fuego los alimentos que nos ofrece la Madre Tierra/Amalurra. A su puerta llamarán los buscadores, los soñadores, los alquimistas que aspiran a cambiar el sabor de sus días, también el de sus alimentos. Nos alcanzan ya nuevos vapores, nuevas mesas colmadas de productos naturales de un suelo vivo.

Por la ruta de los contrabandistas…

10 de Mayo de 2013
Sólo quedan las cumbres para poder tomar plena conciencia del paraíso que un día heredamos. Merece la pena remontar la altura para tomar noción de la auténtica herencia que nos fue encomendada. Allí la Creación se manifiesta casi original. Por eso allí arriba es más fácil rendirse a la bondad y belleza infinitas del Creador. ¿Qué hemos hecho de este escenario sagrado que nos fue cedido para experimentar y evolucionar?, ¿Qué hemos hecho con toda la belleza que el Innombrable puso a nuestros pies? ¿Podremos siquiera sembrar algo de ella por sus caminos...?

Siempre pura, siempre radiante

25 de Abril de 2013
“La palabra no puede ser realizadora, no puede actuar sobre la materia para trabajarla, si no está llena de amor y de inteligencia”. Llenar siempre las palabras de genuino amor, hasta que no puedan con tanta carga, hasta que se desplomen y otras las socorran portando aún más amor de lo que conocíamos por amor. Me repito una y otra vez esa sabia máxima de Omraam Mikhaël Aïvanhov…Tener presente la consigna, colgarla incluso del monitor, no significa siempre cumplirla. A veces no acontece así y la palabra no realiza y la carga es cuestionable y las líneas se tuercen porque ese amor es a medias. ¿Cómo escribir sólo para Su Gloria? ¿Cómo hacerlo sólo en Su Nombre? ¿Cómo apartarse y dejar que El/Ella teclee, cómo vaciarse, cómo esconderse mientras que las letras, unas tras otras aparecen y avanzan solas…? ¿Cómo acallar la personalidad para que sólo se vuelque el alma?

La Madre Naturaleza y las Leyes Divinas.

22 de Abril de 2013
El ya poderoso sol de la primavera animaba al estudio a cielo abierto. Al final de la semana aguardaba el seminario sobre las Leyes Divinas. Marchó con los manuales y apuntes al campo. El libro más ancho, deslumbrante y colorido de la naturaleza invitaba sin embargo a cerrar los libros más reducidos de tinta y papel. ¿Qué podían expresar esos manuales que no estuviera recogido de forma indeleble en el lienzo infinito de la Vida, en las piedras y semillas, en los animales e insectos, en las plantas y los árboles…? Seguramente las Leyes moraban más fuera, que dentro de la letra impresa. “La Ley del amor y de la solidaridad universal apenas tiene quien la lea en los libros de teorías. Se expresan en toda su generosidad en los frutos, las flores, la magia, el encanto, la vida…,” pensó para sí. “¿Por qué no llegarse al centro del círculo cargando con el viento el sol y los ríos, por qué no acudir al seminario con olor a selva, con las conchas de los mares, con la nieve de las montañas…? ¿Por qué no acercarse a la cita con los mimbres rebosando de manzanas, naranjas y limones? Ellos hablarían de la Ley del amor, de la analogía, de la evolución, de la causa y efecto… Las Leyes no se leen, se aprenden comiendo una papaya, escalando una cima, o surfeando una ola…” apuntaba en su cuaderno.

Los otros Maestros...

1 de Abril de 2013
El Cielo juega con nuestras falsas creencias y dogmas adquiridos por el tiempo y su inercia. Seguramente se divierte desmitificando lo que hemos ido endiosando a lo largo de los años. A veces el Maestro no luce ninguna barba blanca, ni habla con solemnidad, ni viste con majestuosidad… A veces los Iniciados no moran en las faldas de ningún Himalaya, sino más cerca de lo que nunca llegáramos a pensar. El Instructor, el Guía se manifiesta a menudo tras la faz más insospechada, más cotidiana… Ahora sé que no hay necesidad de seguir esos pasos santos en el otro extremo del mundo.

Pueda ser él

19 de Marzo de 2013
¿Quién dijo que estaba todo perdido? Seguramente nos equivocamos al pensar que dentro de la vetusta institución no había nada que hacer, que bajo las sotanas de la Jerarquía no podía medrar ninguna esperanza, que entre tanto anciano purpurado elegido a dedo, no había posibilidad de renovación alguna… Y sin embargo estos días hemos podido comprobar que sí se abría rendija para el aire fresco, que había mármol para esos humildes zapatos negros, margen para un Papa argentino y además jesuita. Al día de hoy, el mayor cambio posible, sereno y tranquilo, en el seno de la Iglesia católica está en marcha y no podemos por menos que saludarlo. Un antiguo escepticismo se va rindiendo felizmente día a día ante el monitor de la televisión. Cierta e inocente generosidad llama a nuestra percepción desconcertada. Hemos visto, los estamos viendo en cada una de las comparecencias públicas de Francisco I y estamos comenzando a creer…